MUCHACHO


Muchacho loco: cuando me miras
con disimulo, de arriba a abajo,
siento que arrancas tiras y tiras
de mi refajo...

Muchacho cuerdo: cuando me tocas
como al descuido la mano, a veces,
siento que creces
y que en la carne te sobran bocas.

Y yo tan seria, tan formalita,
tan buena joven, tan señorita,
para ocultarte también mi sed

te hablo de libros que no leemos,
de cosas tristes, del mar con remos;
te digo: usted...

CARILDA OLIVER LABRA
.
.
.
.
.
.

2 comentarios:

erotomana dijo...

Me encanta esta poesía, sencilla y tan elocuente!!

Me gustan siempre vuestras selecciones.

Valy Wainer (Lunita) dijo...

gracias!!!!
por tu comentario dan ganas de seguir buscando